Curso Psicología infantil a distancia

Curso Psicología infantil a distancia

Curso Psicología infantil a distancia Accede aquí a la información del curso

La conducta se aprende desde los primeros momen­tos de la vida del niño, conocer a tiempo las leyes que rigen este aprendizaje nos permitirá educar mejor al niño y evitar problemas que puedan influir negativamente en su desarrollo personal.

curso psicologia infantil a distancia

En este sentido, los puntos más importantes van a hacer referencia a cómo se aprende la conducta y los distintos métodos para po­der incrementar los comportamientos adecuados y mo­dificar los inadecuados.

Partimos de la idea central de que los padres tienen una gran influencia en el comportamiento de sus hijos y que este comportamiento es aprendido y puede modifi­carse.

Inicialmente, es importante que se tenga en cuenta qué conductas estamos reforzando y cuáles no, y si las conductas que reforzamos son las adecuadas. En este sentido, cualquier reacción por parte de los padres du­rante o inmediatamente después de cualquier conducta de su hijo, la refuerza: ya sea prestándole atención para alabarle o para regañarle o reprenderle.

Curso Psicología infantil a distancia

Cuando el niño realiza una conducta inadecuada, si no le prestamos ningún tipo de atención estaremos con­tribuyendo a que abandone esa conducta. Por el contra­rio, si queremos que realice más frecuentemente una de­terminada conducta deberemos reforzar su acción por medio de nuestra atención, alabanzas, palabras de áni­mo, caricias, etc. En conclusión, una conducta se man­tiene o desaparece según los efectos o consecuencias que se obtengan tras su realización.

De este modo, deberíamos contestar a preguntas ta­les como:

  • ¿Es la conducta del niño apropiada para  su edad, inteligencia  o nivel alcanzado en su desarrollo de las habilidades sociales?
  • ¿Es el entorno familiar en el que se mueve el niño el adecuado para cubrir las demandas razonables del niño?
  • ¿Qué consecuencias, tanto agradables como desa­gradables, produce la conducta del niño en su entorno, padres, hermanos, personas que le rodean y sobre el propio niño?

En resumen, es importante que se tenga en cuenta que el niño tiene un nivel de desarrollo y realiza unas conductas que vienen determinadas, de una parte, por sus limitaciones biológicas y de desarrollo, es decir, por la edad que tiene; y por otra, por lo que va aprendien­do día a día. Todo ello enmarcado en un ambiente que facilitará o impedirá la adquisición de ciertos hábitos y conductas y del que los padres son en gran parto res­ponsables.

Cuando un niño nace, no sabe jugar, estudiar, comer o hablar. Todas estas habilidades y comportamientos, al igual que la mayoría de los que un niño irá manifestan­do a lo largo de su desarrollo, los va a ir aprendiendo a lo largo de su vida.

La conducta de los niños, como la de todas las per­sonas, puede estar determinada o ser causada por dos tipos de factores: innatos, es decir, biológicos o genéticos; y adquiridos o aprendidos.

Factores innatos

Son las capacidades básicas otorgadas por la heren­cia y determinadas por la naturaleza biológica de nuestra especie, estos factores pueden concretarse o distri­buirse, fundamentalmente, en cuatro tipos diferentes:

  • Factores genéticos.
  • Factores orgánico-físiológicos.
  • Conductas reflejas.
  • Impulsos, necesidades y conductas heredadas.

Curso Psicología infantil a distancia Accede aquí a la información del curso

octubre 2017
L M X J V S D
     
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031